sábado, 7 de diciembre de 2013

Por una crisis política sin precedentes.




                      La  crisis  económica,  social,  política  y  estructural  por  la  que  atravesamos  exige  una    toma  de  postura  radical  frente  a  problemas  determinantes  en  nuestro  país.  No  podemos  seguir  permitiendo  que  los  políticos  de  los  dos  partidos  hegemónicos,  nos  sigan  manteniendo   cautivos,  presos,  en  este  deprimente  inmovilismo  político  en  el  cual  nos  encontramos. Nosotros  mismo  tenemos  que  inventar  las  vías  y  los  medios  de  cómo  sacar  este  país  hacia  adelante  arrebatándoselo  de  las  manos  de  los  de  siempre.  

                       No  podemos  seguir  tampoco  dividiéndonos  entre  esos  debates  de  sordos;  entre  los que  privilegian  la  llamada  “cuestión  social”  o  entre  los  que  prefieren  hablar  privilegiadamente  del  particular  problema  del  estatus.  Ambos  problemas  son  igualmente  importantes,  inseparablesy  no   podemos  seguir con  las  falsas  ilusiones  de  hacer  abstracciones  de  ellos.  Sin  soberanía  política  seguiremos  destinados  a  tener  que  aguantar  las  burocracias  caprichosas  del  gobierno  federal.  Sin  democracia  participativa  seguiremos  destinados  a  tener  que  aguantar  una  opresiva  democracia  representativa  que  solo  puede  representar  “la  voluntad  general”  de  las  grandes  multinacionales, monopolios  norteamericanos,   bonistas  y  colonialistas en  este  país. 

                      La  lucha  política  revolucionaria  exige  que  ensayemos  todos  los  medios  que  tengamos  a  nuestra  disposición. Porque  democracia  y  colonialismo  son  palabras  que  no  caben  en  una  misma  oración.  Esta  Democracia-Colonial  es  ilegítima  ante  los  ojos  del  mundo  entero,  y  por  eso-  más  que  nadie-  estamos  justificados  a  hacerla  estallar.    

                     las  fuerzas  represivas  del  estado-colonial  y  los  voceros  de  esta  falsa  democracia  representativa  no  nos  permitente  soñar.  No  podemos  dejarlos  dormir.  Hay  que  hacer  este  país  ingobernable.  No  podemos  permitir  que  los  cobardes  nos  sometan  a  sus  propias  limitaciones.  ¿De  dónde  debemos  sacar  la  legitimidad  para  actuar?  ¡De  nosotros  mismo!  De  nuestra  determinación,  de  nuestra  propia  fe  en  nosotros,  en  nuestras  propias capacidades  creadoras  y  en  las  de  nuestro  pueblo. 
            

martes, 18 de diciembre de 2012

Reflexiones sobre el taller de arte y sociedad.


Reflexiones  sobre  el  taller  de  arte  y  sociedad.  Celebrado  el      14,  21,  27  de  noviembre  del  año  2012.

Taller convocado  por  la  organización;  Universidad  Sin  Fronteras
Lugar:  Fundación  Arana,  San  Juan  Puerto  Rico.



"Gracias  a  buscar  lo  imposible  el  hombre  realizo  siempre  lo  posible. Aquellos  que  se  limitaron  sensatamente  a  lo  que  les  parecería  posible  no avanzaron  nunca  ni  un  solo  paso"



El  pueblo  trabajador  y  demás  sectores  marginados  no  solo  hemos  sido  desposeídos  de  nuestros  medios  de  vida.  Sino  también-  por  causa  de  esta  misma  desposesión  material-  hemos  sido  desprovisto  de  la  posibilidad  de  imaginar  y  construir  nuestro  propio  mundo.  Es  entonces  que  para  el  conocimiento  general,  el  acto  de  imaginar,  es  representado  como  una  perdida  de  tiempo  o  como  mera  utopía.  


Este  desprecio  de  los  mismos  explotados  y  oprimidos  al  acto  de  imaginar  se  nos  presenta  entonces  como  indicativo  de  nuestra  propia  “condición  de  colonizados”.  Por  eso  entiendo  que  el  taller  cumplió  con  el  objetivo  de  volver,  el  acto  de  imaginar,  al  lugar  donde  se  merece. 


Siendo  la  imaginación  la  fuente  matriz  del  desarrollo  de  todas  las  ciencias  y  las  artes  que  nos  rodean...  El  primer  paso  para  concebir  el  cambio  social  es  imaginarlo  como  posible.  Partiendo  claro  está,  del  estudio  de  nuestra  realidad  material  objetiva.  Pero  siempre   yendo  un  poco  más  allá…  Llevando  siempre  en  mente  como  parte  esencial  de  nuestro  análisis  aquella  máxima  que  nos  dice ; Pesimismo  de  la  inteligencia,  optimismo  de  la voluntad.


Si  no  podemos  imaginar  la  posibilidad  de  un  cambio  social,  seguiremos  navegando  en  la  resistencia  reaccionaria  conformándonos  como  cuadros  especialistas  en  la  protesta  y  en  el  activismo.  Pero  esto  sin  ningún  proyecto  de  país,  sin  ningún  proyecto  de  cambio  social  real.  Dejando  que  la  historia  y  el  olvido  se  traguen  todas  nuestras   experiencias  de  lucha  y  de  resistencia.  Siendo  esto  de  resistir  por  resistir,  lo  mismo  que  vivir  por  vivir…


Volviendo  al  análisis  del  taller…  Tengo  que  decir  que  me  pareció  interesante  que  las  dinámicas  de  dialogo  fluyeran  partiendo  del  proceso  artístico.  Precisamente  porque  el  proceso  artístico  es  una  manera  de  materializar  “la  idea”  en  una  obra  de  arte.  En  la  cual  existen  técnicos,  artista,  con  ese  talento  especial.  Igual  que  dentro  de  la  sociedad  existen  personas  con  diversos  talentos  especiales  y  capacidades  técnicas  múltiples  y  diversas.  Lo  que  me  conduce  a  pensar,  a  imaginar,  las  formas  de  organización  y  estructuras  que  hagan  posible  una  conciliación  de  intereses-  entre  todos  esos  factores  y  sujetos  sociales-  de  la  forma  más  horizontal,  democrática  y  participativamente  posible. 


Deteniéndonos  en  un  análisis  parcial  del  arte  y  el  artista.  Comúnmente  el  artista  se  ve  a    mismo  como  creador  absoluto  y  magnifico  de  una  obra.  Siendo  el  mismo  cautivado  y  enajenado  por  su  propio  talento.    Tomando  una  posición  individualista  como  si  se  tratara  de  “un  Dios”  que  precede  a  la  sociedad  y  que  por  tal  motivo  no  le  debe  nada  a  esta.  Dando  lugar  a  que   se  piense  que  sus  ideas  le  llegaron  a  la  cabeza  por  “iluminación  divina”  y  no  como  herencia  de  una  sociedad  anterior  a  él.   En  cambio  si  dejamos  de  lado  este  absurdo  podemos  ver  que  toda  creación  humana  es  una  reconstrucción,  un  rescrito…   Las  ideas  que  concebimos  pertenecen  a  una  cultura  histórica  en  general.  Toda  la  riqueza  intelectual  y  material  es  un  producto  colectivo  de  las  generaciones  actuales  y  precedentes.


Sin  embargo,  el  capitalismo-  y  los  intelectuales  orgánicos  del  capitalismo - lo  que  han  hecho  es  individualizar   al  artista.  Apelar  a  sus  impulsos  más  primitivos;  el  ego,  el  placer,  dando  lugar  a  la  megalomanía.  Para  utilizar  el  poder  del  artista,  para  su  único  objetivo  como  clase  capitalista;  reproducir  las  condiciones  de  producción  capitalistas  y  acumular  riquezas  por  el  mero  hecho  de  acumular  riquezas.  Y  es  así  que  los  artistas  se  han  convertido  en  la  vanguardia  del  desarrollo  del  actual  capitalismo  avanzado.


 Nada  más  pensar  en  como  un  diseño  arquitectónico  o  la  aplicación  pensada  de  los  colores  determinan  el  comportamiento  humano  dentro  de  una  escuela  o  centro  comercial,  por  ejemplo,  es  indicativo  del  gran  poder  del  arte  y  del  artista  para  dominar  y  servir  al  control  social.  Y  pudiéramos  seguir  mencionando  ejemplos  relacionados  a   como  los  artistas  son  comúnmente  empleados   por  agencias  de  publicidad.  Siendo  su  talento  utilizado  para  vender  mercancías. 


Pero  así  mismo  como  el  arte  sirve  al  control  social  puede  servir  también  al  cambio  social.   Es  por  tanto,  que  se  impone  la  necesidad  de  la  autogestión-  para  por  medio  de  la  solidaridad  y  el  apoyo  mutuo(nuestras  mejores  arma  que  tenemos  ahora  mismo  como  desposeídos)-  abrir  paso  al  desarrollo  de  un  arte  trasformador  y  didáctico  que  sea  fiel  expresión  de  la  realidad  social  que  padecemos  hoy,  como  de  su  superación  descolonizadora. 


Y  es  así  como  también  se  abre  un  dialogo  entre  los  distintos  tipos  de  trabajadores  y  trabajadoras-  no  ya  como  mercancías  individuales  que  compiten  entre  sí-  sino  como  sujetos  activos  que  ponen  conscientemente  su  talento  y  capacidades  al  servicio  de  un  fin  en  común.  Al  servicio  del  bienestar   colectivo,    de  la  comunidad,  en  fin,  del  cambio  social…   


Así  vamos  poco  a  poco  creando  comunidad.  Creando  cuerpos  políticos  conscientes,  que  primero  se  reúnan  para  buscarle  soluciones  a  sus  problemas  más  inmediatos,   para  así  hacerle  la  resistencia  a  nuestra  clase  política  y  capitalista.  Para  dentro  de  esas  misma  luchas  de  resistencia,  poner  en  práctica,  las  estructuras  y  formas  de  organización  democrática  y  participativas  de  la  nueva  sociedad. 


Y  es  así  que  entiendo  que  provocaremos-  o  labraremos  el  camino  para-  la  total  descolonización  de  la  sociedad  puertorriqueña.  Superando  en  la  práctica  la  vieja  visión  generalizada  que  asocia  la  descolonización  con  el  asunto  meramente  jurídico  de  búsqueda  de  la  “soberanía”  de  la  maquinaría  estatal.  Sino  la  descolonización  vista  como  un  proceso  social  emancipador  mas  completo,  que  haga  al  pueblo  trabajador  y  demás  sectores  marginados-  que  se  cansaron  de  seguir  siendo  marginados-  participes  de  su  propia  emancipación  material  y  psicológica. 


Rakim  Calderón  Bernal